3 Hábitos para ser una persona sana

Hábito 1: no te pongas reglas

Hay una línea muy fina entre pensar cuidadosamente acerca de lo que comemos y obsesionarse, restringiendo y contando cada caloría que ingerimos.

Para una gran cantidad de personas es bueno hacerse un plan de alimentación saludable y sostenible. Sin embargo, la mayoría de las veces este plan y/o dieta suele dar problemas debido a su complejidad o a su severa restricción en algunos alimentos. .

La cuestión es que sea fácil definir una dieta saludable en cuanto a los alimentos que elegimos para comer, debemos sentirnos bien acerca de esos alimentos y de que formen parte de nuestro día a día.

Incluso empezando con las mejores intenciones de un enfoque equilibrado de alimentos a menudo nos encontramos con más y más reglas y convertimos ese plan en algo más estricto con la esperanza de que los resultados llegarán más rápido, y aquí es donde una gran cantidad de personas falla en el cometido y comienza a tener problemas.

Hábito 2: No te castigues

Todo el mundo reconoce que tiene una necesidad de comida y un deseo de comer ciertos alimentos que le gustan y se siente bien acerca de llenar esa necesidad.

Castigarte a ti mismo después de comer ciertos alimentos, mediante el ejercicio o mediante la privatización de comida en una etapa posterior, no es saludable tanto mental como físicamente.

Si las cosas van mal, y cometes un error no utilices los alimentos como una herramienta para castigarte a ti mismo. No uses la comida para recompensar el buen comportamiento y no creemos que el consumo de un par de galletas adicionales signifique que has fallado y pueda justificar el comer todo el paquete.

Hábito 3: Disfrutar con ello

Para mí, la palabra dieta aflora el miedo, la restricción y un montón de trabajo duro. Pero cuando se tiene una buena relación con los alimentos, puedes comer ciertos alimentos sin sentirte culpable o avergonzado.

Tienes que entender cómo se puede aplicar el equilibrio y la moderación en tu vida, u sobretodo comprender que no vas a ganar grasa después de un pedazo de galleta. La comida es una fuente masiva de placer, diversión y celebración, así que piensa siempre que está bien disfrutar de lo que la comida puede ofrecerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.