Romper un mal hábito con constancia

¿Qué es un mal hábito?

Es algo que no se debería hacer, pero se sigue haciendo por costumbre. Las personas por naturaleza solemos tener malos hábitos, desde morderse las uñas, fumar cigarrillos convencionales o darse atracones de comida nocturnos.

Por tanto, te proponemos que sigas estos 3 pasos para romper con ese hábito que de alguna forma u otra te está perjudicando:

  1. Busca el beneficio que te da ese hábito nocivo. Todos las costumbres y hábitos que tenemos nos proporcionan de forma u otra un placer difícil de reemplazar por otra cosa. Cómo por ejemplo comer compulsivamente por ansiedad.
  2. Busca una alternativa que te proporcione el mismo beneficio. Una vez hayamos encontrado el placer que se obtiene de ese hábito, la manera de romperlo es encontrar otro estímulo para poder substituirlo. Con el mismo ejemplo de la comida, en vez de comer abusivamente cuando tenemos ansiedad, picar entre horas frutos secos o comer alguna fruta para aliviar esa ansiedad.
  3. Elegir una alternativa a la que sepas que te comprometerás de verdad. Una vez sepamos que alternativa escoger para substituir ese hábito nocivo, tenemos que saber si también será perjudicial. Con el mismo ejemplo de la comida, si escogemos picar algo entre horas, que no sea algo similar y poco saludable.

La segunda cosa que hay que saber es que si a aquello que nos comprometemos hacer para substituir el hábito es algo que realmente vayamos a hacer. Quizás si no nos gusta picar algo entre horas que sea sano, quizás sea mejor salir a correr o caminar para quemar la ansiedad.

Hay muchas formas de romper hábitos que no nos benefician,a cada uno le irá mejor una forma que otra, pero hay que ser constantes y saber bien cómo lo vamos a hacer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.