Hábitos nocturnos que te hacen ganar peso

Controlar los aperitivos nocturnos

Es normal que por la noche nos quedemos viendo alguna serie o película y queramos comer palomitas o picar algo pero hay que tener en cuenta las calorías añadidas al total diario, en caso de que se vaya a exceder un poco más de la cuenta, habría que equilibrar esa ingesta calórica extra añadiendo deporte a la dieta diaria.

Picoteo en frente de la televisión

Un estudio ha demostrado que comer distraído no solo afecta a la calidad de lo que se come, si no también a la cantidad que se come sin darse cuenta. Aunque solo sea una zanahoria lo que se picotee por la noche viendo la televisión, hay que medir una porción adecuada de lo que se está comiendo y controlar.

infografia-habitos-alimenticios

Relajarse con una copa

El alcohol está cargado de calorías vacías, pero el vaso de vino antes de acostarse puede alterar los ciclos del sueño. El problema con el sueño y el alcohol es que probablemente se acabará por despertarse en medio de la noche y no poder conciliar bien el sueño. Una investigación ha demostrado que dormir lo suficiente interfiere con las hormonas del hambre y se hace más propenso a desear y consumir alimentos poco saludables. Cualquier estímulo que se mete con el sueño puede sabotear los esfuerzos de pérdida de peso.

Comprobar la tecnología antes de irse a dormir

La luz azul emitida por el LED en el teléfono, ordenador portátil y la televisión puede afectar y alterar los ciclos del sueño, así que es mejor cerrar la sesión del todo al menos una hora antes de acostarse. La televisión encendida, la luz y el sonido pueden perturbar toda la noche y necesitamos alcanzar el sueño profundo que se necesita para mantener una mente sana y un cuerpo sano. Dejar la televisión y otros aparatos en Stand-Bay solo causará gastar más en luz.

Esperar demasiado tiempo para acostarse

Las personas necesitamos unas 8 horas de sueño cada noche, pero gran parte de las personas duermen de media unas 6 horas por la noche sean por motivos variados e incluyen café por la noche, que puede tener impacto en la pérdida de peso. Un estudio de la Universidad de Harvard concluye que las mujeres que dormían 5 horas por la noche o menos eran un 30% más propensas a ganar aproximadamente 13 kilogramos de más si el hábito se produce de manera diaria.

Definir una alarma demasiado tarde

Si por la mañana tenemos que salir de casa demasiado pronto, evitar programar una alarma demasiado tarde si encima nos cuesta levantarnos, ya que eso puede implicar salir de casa corriendo sin desayunar. Se ha demostrado que un desayuno rico en proteínas puede ayudar a comer menos durante el día y ganar menos grasa corporal. Si estás constantemente atrapado con la guardia baja por la mañana, cambia la hora de dormir y el tiempo de sueño ya que así obtendrás los suficientes recursos por la mañana para poder desayunar saludablemente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.