3 ejercicios para ponerte en forma

Estos ejercicios son para que puedas hacer en cualquier lado sin poner más excusas de si hace frío, hace calor, y además no necesitarás siquiera ir al gimnasio.

Antes de empezar debes recordar hacer un estiramiento apropiado para que no te desgarres ningún músculo. Para esto puedes empezar con movimientos circulares de las articulaciones, especialmente para los hombros, y las piernas, las caminatas rápidas también sirven. Tampoco debes olvidarte de ingerir líquido mientras estás haciendo la rutina, por más que no sientas sed.

Piernas y abdomen

El primer ejercicio es muy conocido y consiste en las sentadillas. Sirven para glúteos y cuádriceps. Deben hacerse 3 series de 15 para empezar, y de a poco ir sumando de a 5. Puedes hacerlo con o sin pesas, si nunca hiciste sentadillas te explicamos brevemente como hacerlo. El movimiento se realiza separando los pies un poco más de la distancia de los hombros y flexionando rodillas y cadera para hacer bajar el cuerpo hacia el suelo sin perder la verticalidad. Luego vuelve a la posición erguida.

El segundo ejercicio son los famosos abdominales, existen varias maneras de hacerlos como el de Codo a rodilla -este se hace acostado panza arriba y tocando cada vez el codo con la pierna contraria- Rodillas en el pecho -recostado, espirando, acercar la rodilla derecha al pecho e inspirar al retorno.- o Levantar cabeza y hombros -este es el más conocido, se hace espirando, levantando un poco la cabeza y los hombros- . Debes hacer 3 series de 20 para empezar, y también como la sentadillas, puedes ir sumando 5 para cada serie una vez que te sientas cómoda. Puedes ir turnando las distintas formas de hacer los abdominales en cada serie.

Para los brazos

El tercer ejercicio es otro de los clásicos. Se trata de las lagartijas. Este es un ejercicio importante para nosotras las mujeres, pues imagina que todos los músculos de nuestro cuerpo estén firmes, pero los de nuestros brazos están flojos. Para realizar este ejercicio, debemos apoyar nuestras manos en el suelo, separadas a una distancia superior a la de tus hombros. Luego apoyamos nuestras rodillas en el suelo y alineamos la cabeza, la columna y las rodillas. Por último, flexiona los codos hasta que estos queden alineados con tus hombros, después extiende los brazos y vuelve a empezar.

No te olvides de volver a hacer el estiramiento una vez que termines con los ejercicios para dar a tus músculos más flexibilidad. Además, toma bebidas con sales minerales para reponer los nutrientes que perdiste durante los ejercicios. Puedes sustituir estas bebidas por un jugo de frutas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.