Centella Asiática o Hierba del Tigre

Esta planta de origen asiático lleva utilizándose desde hace mucho en la medicina tradicional china. Sus hojas tienen al igual que el Aloe Vera el poder de la cicatrización, la hidratación o la regeneración de la piel. La Centella Asiática es de la familia de las Umbelíferas y su nombre científico es “Hidrocotyle asíatica L”.

Sus propiedades

La utilización de las hojas de esta planta es muy amplia ya que sus propiedades también lo son. Estas propiedades de sus hojas están indicadas según la OMS como cicatrizantes para heridas postraumáticas o postquirúrgicas así como para quemaduras de segundo y tercer grado.

Pero aparte de las propiedades que la OMS le otorga, es una planta ideal para otras muchas afecciones, sobre todo de la piel: estrías, piernas cansadas (efecto calmante) o varices, así como la estimulación del colágeno de la piel. Aunque la utilización estrella es para combatir la celulitis.

La podemos encontrar en forma de polvos, cremas, jabones e incluso ampollas intramusculares. Las cápsulas solo se recomiendan bajo supervisión médica, ya que en dosis altas puede actuar como estupefacientes y narcóticos; cuando el uso es tópico y se abusa de ella puede provocar fenómenos de hipersensibilidad. No es apta para mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.

Sus diferentes usos

Vamos a enumerar los diferentes usos que se le da a la Centella Asiática:

  • Hipertensión arterial.
  • En cataplasma, para tratar llagas y úlceras.
  • Problemas circulatorios.
  • Complemento para dietas de adelgazamiento, ya que ayudan a la eliminación de grasas y de líquidos.
  • Estrías.
  • Antiinflamatorio.
  • Contra la «Piel de Naranja».
  • Antiséptico.
  • Hidratante.

Si utilizamos la Centella Asiática para la celulitis, se recomienda cepillar la piel en seco o tras la ducha, así la crema penetra mucho mejor por los poros y sus efecto es mayor.

¿Por qué Hierba del Tigre?

Al parecer los indígenas asiáticos se fijaron que los tigres tras ser heridos se revolcaban en estas plantas para curarse las heridas.

Desirée R.A.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.