Trucos prácticos y métodos de depilación

Hoy en día existen multitud de métodos para depilarse al alcance de nuestro bolsillo, tanto para hombres como para mujeres. La tendencia es utilizar cada vez más aquellos que no sean agresivos para la piel y cuyos resultados sean más duraderos. Los precios varían mucho de un método a otro, al igual que el grado de dolor y la rapidez, pero podemos encontrar el que mas se ajuste a nuestras necesidades porque el mercado esta muy diversificado. Para los que tengan un poder adquisitivo más alto, pueden recurrir a la depilación por láser, teniendo en cuenta que se necesitaran varias sesiones para eliminar el vello por una temporada, ya que hacerlo definitivamente con todas las garantías es francamente muy difícil.

Uno de los productos que mas se utilizan para la depilación es la cera, ya sea fría, tibia o caliente. Evidentemente, la caliente es la más agresiva porque puede llegar a quemar las pieles más sensibles; la cera tiene la ventaja de que arranca el vello de raíz, por lo que se recomienda para las zonas mas expuestas y donde abunda más el pelo, que son las piernas, las axilas y las ingles. Eso si, no esta recomendada para zonas sensibles, como los pezones o la zona superior de los labios, ya que se podrían irritar en exceso. Su duración es bastante buena, ya que la zona se mantiene libre de vello por unas tres semanas. La cera la podemos aplicar indistintamente en casa o en un instituto de belleza, aunque para la utilización de la caliente es más recomendable acudir a este último.

Otro método bastante fácil de utilizar en nuestro hogar es la crema depilatoria, que se aplica durante unos minutos en la zona y luego se retira normalmente con agua. Esta recomendada para zonas de pequeño tamaño, como la zona superior del labio o las ingles, teniendo cuidado de no dejarla mas tiempo del recomendado porque puede irritar la piel. Existen muchas clases de cremas, incluso para pieles muy sensibles, y su duración es de cinco días a una semana, dependiendo de nuestro tipo de cabello. Una variante de la crema es la espuma depilatoria, que es más fácil de aplicar y es muy recomendable para llevarla en los viajes. Sin embargo, un método que todo el mundo ha utilizado alguna vez, y que saca de mas de un apuro, es la cuchilla. Es el mas rápido, inocuo y fácil de utilizar, el único problema que tiene (por todos conocido) es que el vello vuelve a crecer muy rápido (del orden de tres días aproximadamente) y también puede irritar zonas muy sensibles. Se debe utilizar solo en casos de emergencia.

Hay varios consejos que deben seguirse cuando queremos depilarnos en casa; por ejemplo, si vamos a hacerlo con cera, no debemos aplicarnos crema hidratante antes de proceder a la depilación, ya que se formaría en la piel una película grasa que impediría la adherencia de la cera. Para evitar los pelitos incrustados en los poros, debemos utilizar un guante de crin cada vez que nos duchemos, para exfoliar la zona e impedir este problema. Otro truco es aplicar un algodón empapado con alcohol en la zona de las ingles y las axilas cuando nos hayamos depilado con cera o con cuchilla, para desinfectar la zona. Asimismo, es aconsejable pasarse un hielo por la zona depilada para que baje la inflamación y la irritación. No debemos tomar el sol inmediatamente después de depilarnos, sobre todo si lo hemos hecho con cera, ya que pueden aparecer antiestéticas manchas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.