Los beneficios del ajo

El ajo es uno de los ingredientes más conocidos de antaño. Ya en la antigüedad se utilizaba como un antibiótico potente para combatir infecciones y enfermedades varias con éxito. Y ahora, después de miles de años de su uso, la ciencia confirma que efectivamente, el ajo es un antibiótico natural para la salud por sus grandes virtudes medicinales, así como también, el ingrediente más común y utilizado en la dieta mediterránea. ¿Por qué será?

Siempre se ha confiado en los beneficios que el ajo contiene pero nunca se ha puesto a prueba su efectividad y magnificencia. Este potente medio para curar muchos problemas de salud, se ha convertido para muchos en salvación inmediata, fácil, barata y segura y, por supuesto, sin efectos secundarios.

El ajo se puede utilizar para todo y para todos, sin excepción alguna, de ahí que sea uno de los principales ingredientes en la cocina europea y sobre todo, en la dieta mediterránea. Sin embargo, la única manera de sacar el máximo partido al ajo es tomarlo en crudo ya que al ser cocido pierde gran parte de sus cualidades, por no decir todas.

Hipótesis filosóficas

El ajo siempre ha estado en el ojo del huracán de científicos, médicos y filósofos. De hecho, haciendo un barrido general por la diversidad de opiniones, que en siglos atrás han tenido lugar, encontramos que Plinio expuso la capacidad del ajo para curar la tisis, cuando era tan común padecerla y tan imposible combatirla. Por otro lado, Virgilio apostó por consumir ajo en casos febriles mientras que Hipócrates aconsejó este gran antibiótico natural para todos los problemas de salud, fuere cual fuere. Y como caso concreto, tenemos el descubrimiento casero de Mahoma, quién alertó de aplicar ajo directamente a una picadura o mordedura porque de esta manera la curación era instantánea y el alivio estaba más que asegurado.

Actualmente, aplicando la ciencia y no la filosofía a los efectos beneficiosos del ajo en la salud, cabe destacar que científicos japoneses están probando sus manifestaciones positivas en pacientes que padecen dolores de lumbago y artritis, mientras que en la India, están desarrollando una serie de estudios que demuestran que este alimento tiene un efecto preventivo en el desarrollo de la arteriosclerosis y de la tensión alta (hipertensión). Una buena noticia para todo aquel que padezca alguna de estas patologías.

Cualidades antibióticas

De entre los muchos beneficios que podemos extraer del ajo, las principales y las más demandadas hoy día por haber aumentado el riesgo de padecer ciertas enfermedades, son las siguientes:

  • aumento del sistema inmunológico del cuerpo; al contar con mayor cantidad de defensas en el organismo mejorará nuestra respuesta para combatir virus y bacterias
  • es un gran antiinflamatorio
  • perfecto anticoagulante, vasodilatador y purificador, con lo cual es necesario su uso porque actúa contra las varices directamente
  • un antiséptico de primera mano, como uso tópico y casero
  • baja la tensión en caso de estar alta y protege al corazón, las arterias y el sistema sanguíneo en general ayudándolo a tener mayor flexibilidad y manteniéndolo libres de depósitos de colesterol
  • incrementa el nivel de insulina, reduciendo los niveles de azúcar en sangre
  • ideal para luchar contra la depresión y el estrés por su gran capacidad para aumentar los niveles de serotonina en el cerebro
  • acaba con los parásitos intestinales, tan molestos y difíciles de aniquilar
  • cura los problemas de piel, infecciones, sarna, granos…
  • contribuye a un buen descanso, siendo muy efectivo para las personas que padecen insomnio
  • aplaca los nervios
  • disminuye y elimina la fiebre
  • en caso de anemia, siempre tener un ajo en la boca

La lista de cualidades beneficiosas para la salud que contiene el ajo podría ser tan larga como la lista de la compra pero basta con saber lo más importante para consumir un ajo al día y siempre crudo, es el secreto mejor guardado.

Siempre que comas un ajo piensa que estás aportando a tu cuerpo una gran cantidad de vitaminas A, B y C y estás contribuyendo de forma decisiva al buen estado de tu salud, de tu piel, defendiéndote de todas las infecciones a la que estamos expuestos diariamente.

Recuerda que el ajo es un ingrediente que nunca debe faltar en tu cocina, ni en tus platos ni en tu botiquín personal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.