Cuidados en el embarazo durante las primeras semanas

El primer trimestre del embarazo, que comprende las 12-13 primeras semanas, son sin duda, en las que la mujer debe tener un cuidado especial para que este siga sin posibles complicaciones. Existen una serie de recomendaciones que hay que tener en cuenta.

Acudir a las citas con su médico

En la primera etapa del embarazo, el ginecólogo u obstetra que hayamos elegido, sea de forma privada o por medio de la Seguridad Social, es quien va a realizar un seguimiento de nuestro embarazo para que todo se desarrolle normalmente.

En el primer trimestre realizan análisis clínicos para hacer un seguimiento de posibles enfermedades que ya tenía la mujer antes del embarazo, conocer su Rh sanguíneo, averiguar si hemos pasado la toxoplasmosis, una enfermedad que contagian los gatos y que es muy peligrosa en los primeros meses de embarazo, por lo que te recomiendan que no tengas contacto con gatos o si ya tienes uno, que no seas tú quien limpie sus desechos.

El más importante de todos en este primer trimestre, es la ecografía y la analítica que hacen para ver las posibilidades de tener un hijo con síndrome de Down (más probable pasados los 35 años).

Con la ecografía detectan si hay un exceso de fluido detrás de la coronilla del feto y si este tienen hueso nasal (parece ser que la falta de esté puede ser un signo) y la analítica detecta niveles altos de ciertas hormonas que produce el feto y que la madre tiene en la sangre. En caso de duda, se solicitará una amniocentesis.

Cuidados a tener en cuenta

  • -La alimentación: durante todo el embarazo hay que poner especial cuidado en lo que la futura madre come. Aunque estar embarazada no signifique poder comer por dos, el peso que debe ganar la madre durante toda la gestación debe rondar entre los 11 y 16 kilos. Intentar llevar una dieta lo más sana posible aumentarán las posibilidades de que el feto obtenga todos los nutrientes que necesita.
  • -Hacer ejercicio: realizar ejercicio de forma moderada puede contribuir al bienestar de la embarazada. Con sólo un paseo de 30 minutos al día es suficiente para mantenernos en forma.
  • -Descansar: aunque la mujer trabaje y sea difícil descansar, en los primeros meses de embarazo la mujer tiende a estar muy cansada y es necesario que pueda descansar todo lo posible. Una forma de conseguirlo es haciendo partícipe a la pareja para que te ayude con las tareas domésticas.
  • -No al estrés: llevar un ritmo de vida agitado, puede conllevar o provocar que los mareos matutinos se agraven, que la mujer esté más fatigada, dolores de espalda e incluso indigestión. Si el estrés es excesivo, puede conllevar problemas más serios, como la posibilidad de tener un parto prematuro o bajo peso del bebé al nacer.

Aunque estos cuidados no nos aseguran que nuestro bebé no vaya a tener futuros problemas, si son fundamentales para prevenirlos en la medida en que dependan de las manos de sus madres.

Desirée R.A.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.