La Dieta Dukan, ¿puede afectar a la salud?

La dieta Dukan es lo que está en boca de todos para perder peso. La polémica está servida, ya que multitud de personas ven como sus kilos se van, incluyendo a los famosos a costa de su salud, según estudios realizados sobre el polémico libro de Pierre Dukan que está siendo número uno en ventas.

En qué se basa la dieta Dukan

Esta dieta está basada en un programa que consta de cuatro pasos o fases y que enaltece el consumo de proteínas para poder llegar a tener una figura más esbelta tan sólo respetando la dieta un día a la semana. El francés Pierre Dukan promete perder peso rápidamente estabilizando el metabolismo para más tarde seguir con un mantenimiento de por vida.

Su sistema es muy sencillo, un día a la semana sólo se puede consumir proteínas, o sea, carne y productos lácteos, mientras que durante el resto de la semana te permite comer normalmente sin ganar peso. Las proteínas limpias de grasas son bajas en calorías y producen una sensación saciante según comenta el señor Dukan.

Los cuatro pasos a seguir son:

Paso uno: «Ataque», sólo se pueden comer proteínas por un periodo de entre uno a diez días, utilizando el salvado de avena (agotado en todas las herboristerías y grandes superficies) ya que facilita el adelgazar. Durante esta fase no se puede tomar más de dos cucharadas al día.

Paso dos: «Crucero», en esta fase se debe alternar un día de proteínas y verduras con otro únicamente de proteínas. En esta fase, la dieta se hace algo menos rigurosa ya que se pueden comer verduras con la carne.

Paso tres: «Consolidación», se restablecen los carbohidratos y las grasas.

Paso cuatro: «Estabilización», en esta fase se comerá un día a la semana sólo proteínas pudiendo comer los seis días restantes con normalidad. Es una fase de mantenimiento indefinida.

Dieta radical

Indistintamente de la eficacia del sistema Dukan, este tipo de dieta supone más inconvenientes que ventajas:

Pérdida de masa muscular, por tanto de fuerza y salud.

Efecto rebote tras la privación de ciertos alimentos pudiendo incluso recuperar más peso del perdido.

Pérdida alta de agua lo que supone que nuestro hígado y riñones tengan que trabajar más (la eliminación de residuos con las proteínas es mayor que con los carbohidratos).

Estreñimiento por falta de fibra, vitaminas y minerales.

Cansancio generalizado a causa de la falta de azúcares.

La conclusión es que no merece la pena poner en peligro nuestra salud sólo porque ciertas famosas la expongan a «dietas milagro» como esta.

Desirée R.A.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.