Consejos para la piel depilada

Después de una depilación sabes que la piel está mucho más sensible y, si no aplicas una crema con un pequeño masaje, es posible que aparezcan rojeces, granitos o incluso rozaduras debido a la ropa o al friccionamiento con otros elementos. Por eso es que hoy queremos darte algunos consejos para la piel depilada a fin de que no te pase nada y la piel pueda recuperar la elasticidad, hidratación y sensibilidad de antes.

Lo primero es saber qué tipo de depilación te has hecho: por láser, cera, cuchilla… Según la depilación la piel queda más desprotegida o menos (por ejemplo, no es lo mismo la cera que la cuchilla y menos aún el láser). Es por eso que hay que intentar proteger la piel de alguna manera.

Para ello, puedes probar una leche hidratante con un pequeño masaje. Eso sí, ten cuidado porque, como la piel está muy sensible, es posible que pueda reaccionarte ante las cremas que usas a menudo. Así que procura usar una hidratante de ph neutro o incluso de pieles delicadas los primeros días para después utilizar la tuya de siempre.

Si la depilación no te la has hecho tú sino que has ido a que te la hagan, cuando llegues a casa échale una ducha de agua fría en las zonas y vuelve a echarte crema hidratante. Esto hará que se cierren los poros y se calme la irritación de la piel.

Es aconsejable que no utilices productos con alcohol después de depilarte porque lo único que vas a conseguir es que se irrite mucho la zona. Para ello es mejor tener algunos para pieles sensibles (por ejemplo desodorantes) que te ayudarán a pasar por esos momentos sin sentirte incómoda.

En caso de que notes que la irritación es fuerte y que no hay mejoría con la leche o crema hidratante, puedes probar alguna más fuerte de farmacia que te ayudará a reparar la piel y a crear una barrera protectora en la zona.

,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.